Portal de Educación de la Junta de Comunidades de Castilla - La Mancha

Planeta de BLOGS

Sobre el portal

Una comunidad para todos

jueves 23 de noviembre de 2017

Blog

veni-vidi-scripsi

Añadido el 4 de enero de 2010
Autor:Emilia Sánchez Soler
Centro:IES Fray Luis de León
Localidad:Las Pedroñeras (Cuenca)

Listado de entradas

  • Añadido el 15 de marzo de 2010
  • Añadido el 15 de marzo de 2010
    Hoy, Id. Mart. Np, se conmemora el 2.053º Aniversario de la muerte de Julio César.

    El 15 de marzo del año 44 a.C. Cayo Julio César, dictador de Roma y pontífice máximo, fue asesinado en la Curia del teatro de Pompeyo donde se reunía el Senado de Roma.¿Por qué fue asesinado César? Los conspiradores alegaron que César era un tirano.Los líderes de la conjura contra César fueron tres: Bruto, Casio y Casca y según ellos decían "su espíritu era el de Catón", el espíritu de aquel loco seguía vivo para envenenar a estos criminales. Conjurados contra César todos los canallas antes mencionados y otros muchos más, decidieron asesinarle ese 15 de marzo durante la reunión del Senado. Sería fácil, ya que César no tenía una guardia que le protegiera y era la última oportunidad antes de que saliera de Italia a encontrarse con las nuevas legiones que ya aguardaban en Oriente. Los canallas, además de canallas eran unos bocazas, por lo que muchos senadores supieron de la conjura. La noche del 14 al 15 de marzo Calpurnia, la esposa de César, tuvo malos presagios y al amanecer rogó a su marido que no fuera al Senado. Tanto insistió que César estuvo a punto de hacerle caso, pero uno de los conjurados llegó y le convenció para que no diera crédito a las "supersticiones de mujer". César salió hacia la Curia de Pompeyo, lugar donde se reunía el Senado. Al llegar a la plaza de la Curia César vio a un adivino que días antes le había profetizado "César, guárdate de los idus de marzo". César, siempre guasón, se acercó a él y le dijo "Ya han llegado los idus". "Si, César -respondió el adivino-. Pero aún no han terminado..." Un hombre se acercó y le entregó un pergamino. "¡Léelo, César -le gritó-. Léelo antes de entrar en la Curia". Era una lista detallada de todos los conjurados, pero César no tuvo tiempo de leerlo y entró en la Curia con el rollo en la mano. En ese momento uno de los conjurados se acercó por detrás a César y le clavó su puñal en la espalda. César se volvió y se defendió clavándole el “stilo” que llevaba para escribir en el brazo al traidor, pero cayeron sobre él los demás conjurados apuñalándole. César aún tuvo fuerzas para empujarlos, pero los carniceros se lanzaron sobre él apuñalándolo con saña. Entonces, cubierto de heridas, desangrándose, Cayo Julio César se irguió con dignidad, se colocó la túnica para que al caer cubriera sus piernas y, siguiendo una milenaria costumbre, se cubrió la cabeza con la toga para no tener que ver el rostro de sus asesinos que volvieron a lanzarse sobre él apuñalándole hasta que cayó muerto a los pies de la estatua de Pompeyo Magno que presidía la Curia del teatro de Pompeyo.
    En la obra de William ShakespeareEste enlace se abrirá en una ventana nueva Julio César, el dictador dirige sus famosas últimas palabras a Bruto: Tu quoque, Brute, fili mi (Tú también, Bruto, hijo mío)
    leer entrada de origenEste enlace se abrirá en una ventana nueva.
  • Añadido el 1 de marzo de 2010
  • Añadido el 1 de marzo de 2010
  • Añadido el 19 de febrero de 2010

    SEGOBRIGA
    La ciudad de Segobriga fue el centro cultural, administrativo y minero de una amplia zona del centro peninsular. Su origen, como era habitual, fue un castro celtibérico de nombre Sego-briga, llamado por Plineo "caput celtiberiae". Fue conquistada por lo romanos hacia el año 200 a.C. Situada en el actual Cerro de Cabeza de Griego en Saelices (Cuenca), tenía una población cosmopolita y llegó a albergar en sus murallas numerosos edificios públicos y religiosos, no así viviendas particulares, que por lo general se situaron extramuros en poblaciones circundantes. Actualmente solo podemos asegurar una vivienda en la parte más elevada de la ciudad, probablemente perteneciente a un senador. En época de Augusto se convirtió en municipio y dejó de ser dependiente tributariamente de Roma. Ya en el Siglo I a.C. se empieza la construcción de edificios y de la muralla. Este impulso fue provocado fundamentalmente por un motivo económico, la explotación las minas, fundamentalmente de lapis specularis, yeso cristalizado que se utilizaba como cristal.
    La importancia de la ciudad se concreto en la construcción de los edificios característicos de toda gran ciudad romana: el teatro, anfiteatro, termas, basílicas...
    v La muralla: delimitaba la ciudad en una forma poligonal y estaba jalonada de pequeñas torres de vigilancia. Se han excavado dos entradas: la puerta norte, que daba paso al kardo maximus o calle principal y la puerta oriental, que tenía una torre octogonal adherida. Esta torre, la cavea summa del circo y al murralla estaban unidas formando una misma construción, de hecho, bajo este conjunto se desplegaba un corredor abovedado que unía las dos puertas. Su fábrica es de grandes piedras calizas, en casos ciclópeas. Se conserva en un estado aceptable el lado septentrional.
    v Termas del teatro: construidas cerca del teatro y con acceso directo desde él por una puerta en la muralla. Constaban de las dependencias típicas de estas construciones: gimnasio con piscina, vestuarios -apodyterium- con taquillas, sauna seca -laconicum- con baño frio, sauna caliente caldarium y letrinas -letrinae-. Foro: Situado cerca de la entrada principal que daba paso al kardo maximus, eje de la ciudad, se conservan algunos edificios y una plaza rectangular enlosada -de 38 m. por 32 m.- con su escalera de acceso y un monumento central del que solo nos queda parte del pedestal. En su lado norte se ubicaban una basílica y otro edificio de culto, seguramente privado. Enfrente de ellos está el templo de culto imperial.
    v Basílica: Solo podemos obsevar el criptopórtico -zona subterránea-, que consta de dos estancias separadas por una columnata. Situada en la parte posterior de las termas del teatro y en un lateral del foro, posiblemente su función se relacionase ceremonias de culto imperial celebradas en él.
    v Templo de culto imperial: Compuesto por una exaedra absidiada en su cabecera y pavimentada con mosaico, a la que se accedía mediante unas escaleras y un nave central separada de otras dos laterales por dos hileras de 10 colummnas con grandes capiteles corintios. Su planta medía 36 m. por 20 m.
    v El anfiteatro fue construido entre el siglo I y II d. c., estaba situado frente al teatro y era el mayor edificio de los que se construyeron en la ciudad de Segóbriga. Este edificio estaba destinado a las luchas entre gladiadoresEste enlace se abrirá en una ventana nueva, entre fieras o entre hombres y fieras, las denominadas venationes.
    Su buena conservación, parcialmente mitigada por el expolio de algunas piezas de granito y/o mármoles y otros materiales ricos utilizados para embellecer la construcción, se debe a que durante siglos los restos fueron utilizados como granero y corral para animales. Tenía capacidad para acoger a 5.500 espectadores aproximadamente. Tiene una forma elíptica irregular. Su longitud era de 75 metros de largo y la arena medía 40 x 34 m, la arena limitaba con las gradas mediante un podiumEste enlace se abrirá en una ventana nueva.La importacia de esta población no decayó en época visigoda, prueba de ello son los restos de una importante basílica y distintas necrópolis. Más tarde, con la invasión musulmana se deshabitó y posteriormente se expolió para la construcción de otros edificios como el monasterio de Uclés.
    leer entrada de origenEste enlace se abrirá en una ventana nueva.
  • Añadido el 5 de febrero de 2010

    Cayo Julio César fue un líder militar y político. Nacido en el seno de la gens Iulia, en una familia patricia de escasa fortuna. En 84 a. C., a los 16 años, el popular Cinna lo nombro flamen dialis, cargo religioso del que fue relevado por Sila, con el cual tuvo conflictos a causa de su matrimonio con la hija de Cinna. Tras escapar de morir a manos de los sicarios del dictador, fue perdonado gracias a la intercesión de los parientes de su madre. Trasladado a Asia, combatió en la Tercera Guerra Mitridática como legatus de Marco Minucio Termo. Volvió a Roma a la muerte de Sila en 78 a. C., ejerciendo por un tiempo la abogacía. En 73 a. C. sucedió a su tío Cayo Aurelio Cotta como pontífice, y pronto entró en relación con los cónsules Pompeyo y Craso, cuya amicitia le permitiría lanzar su propia carrera política.En 70 a. C. César sirvió como cuestor en la provincia de Hispania y como edil curul en Roma. Durante el desempeño de esa magistratura ofreció unos espectáculos que fueron recordados durante mucho tiempo por el pueblo. En 63 a. C. fue elegido praetor urbanus al obtener más votos que el resto de candidatos a la pretura. Al término de su pretura sirvió como propretor en Hispania, donde lideró una breve campaña contra los lusitanos. En 59 a. C. fue elegido cónsul gracias al apoyo de sus dos aliados políticos, Pompeyo y Craso, los hombres con los que César formó el llamado Primer Triunvirato.
    Tras su consulado fue designado procónsul de las provincias de Galia Transalpina, Iliria y Galia Cisalpina.
    Su gobierno estuvo caracterizado por una política muy agresiva en la que sometió a la práctica totalidad de pueblos celtas en varias campañas. Este conflicto, conocido como la Guerra de las Galias, finalizó cuando el general republicano venció en la Batalla de Alesia a los últimos focos de oposición, liderados por un jefe arverno llamado Vercingétorix. Sus conquistas extendieron el dominio romano sobre los territorios que hoy integran Francia, Bélgica, Holanda y parte de Alemania. Fue el primer general romano en penetrar en los inexplorados territorios de Britania y Germania.Mientras César terminaba de organizar la estructura administrativa de la nueva provincia que había anexionado a la República, sus enemigos políticos trataban en Roma de despojarle de su ejército y cargo utilizando el Senado, en el que eran mayoría. César, a sabiendas de que si entraba en la capital sería juzgado y exiliado, intentó presentarse al consulado in absentia, a lo que la mayoría de los senadores se negaron. Este y otros factores le impulsaron a desafiar las órdenes senatoriales y protagonizar el famoso cruce del Rubicón, donde al parecer pronunció la inmortal frase "Alea iacta est" (la suerte está echada) iniciando así un conflicto conocido como la Segunda Guerra Civil de la República de Roma, en el que se enfrentó a los optimates, que estaban liderados por su viejo aliado, Pompeyo. Su victoria, basada en las derrotas que infligió a los conservadores en Farsalia, Tapso y Munda, le hizo el amo de la República.
    El hecho de que estuviera en guerra con la mitad del mundo romano no evitó que se enfrentara a Farnaces II en Zela y a los enemigos de Cleopatra VII en Alejandría. A su regreso a Roma se hizo nombrar cónsul y dictator perpetuus —dictador vitalicio— e inició una serie de reformas económicas, urbanísticas y administrativas.
    leer entrada de origenEste enlace se abrirá en una ventana nueva.
  • Añadido el 5 de febrero de 2010
    Hoy 5 de febrero de 2.010 se cumple el 1.948º aniversario de un fuerte terremoto en Pompeya. Sucedió en el año 62 y devastó Pompeya y las ciudades limítrofes. Los pompeyanos reconstruyeron su ciudad en breve tiempo, pero fue una labor efímera, pues con la erupción del Vesubio del 79 Pompeya quedó definitivamente destruida.
    leer entrada de origenEste enlace se abrirá en una ventana nueva.
  • Añadido el 5 de febrero de 2010

    Infantes

    . La lactanciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva y los primeros cuidados, eran consagrados a una ama de crianza, ama de leche es una mujer que amamanta a un lactante que no es su hijo. Los primeros juguetes eran los sonajeros (crepitacula). Su relación era más estrecha con la nodriza, que le enseñaba a hablar, que a menudo era de origen griego y con el pedagogoEste enlace se abrirá en una ventana nueva (nutritor o tropheus), responsable de enseñarle a leer y de su educación hasta la pubertad

    La escuela

    La escuela (schola) estaba regida por el calendario religioso, las clases se daban por las mañanas y era mixta hasta los doce años. Un (grammaticus) era el responsable de enseñarle a los niños los autores clásicos y la mitologíaEste enlace se abrirá en una ventana nueva; a las niñas, consideradas adultas a los catorce años (domina,kyria), podían tener un preceptor que le enseñara los clásicos. La educación tenía lugar en el (gymnasium o en la palaestra). En oriente, las principales materias eran GriegoEste enlace se abrirá en una ventana nueva, HomeroEste enlace se abrirá en una ventana nueva, RetóricaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, FilosofíaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, MúsicaEste enlace se abrirá en una ventana nueva y DeporteEste enlace se abrirá en una ventana nueva. En cambio, en la mitad occidental, se enseñaba además latínEste enlace se abrirá en una ventana nueva, en detrimento de la música y el deporte.

    La edad

    La mayoría de edad se conseguía al vestir la toga virilEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Que el hijo formara una familia (paterfamiias) era sólo posible tras la muerte de su padre, siendo condenados a muerte por el padre si incumplían esta norma. Sus hijos recibían un pequeño salario (peculium) y debían responder a su autoridad.

    La escritura

    Escribían generalmente sobre papiroEste enlace se abrirá en una ventana nueva o pergaminoEste enlace se abrirá en una ventana nueva, aunque también utilizaban en menor medida tablillas de marfilEste enlace se abrirá en una ventana nueva o de ceraEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Tenían útiles de escritura como el punzón y el tintero. Los padres fueron los que educaron a los hijos en de los primeros tiempos. Las costumbres, las creencias y las leyendas iban pasando familiarmente. Generalmente, era la madre la que enseñaba a leer, escribir y hacer cuentas. El padre procuraba enseñarle las leyes y costumbres de ciudadano romano
    leer entrada de origenEste enlace se abrirá en una ventana nueva.
  • Añadido el 5 de febrero de 2010

    Un 30 de Enero del año 9 a. C., hace 2.018 años, Augusto erigió un altar a la Paz en el Campo de Marte, a orillas del Tíber y al lado de su propio Mausoleo.
    leer entrada de origenEste enlace se abrirá en una ventana nueva.
  • Añadido el 22 de enero de 2010

    En la antigua Roma la moda no cambiaba con mucha rapidez .Los ciudadanos romanos vestían unas prendas que los distinguían: La toga. Los primeros en utilizarla fueron los etruscos. Aunque incomodas y difíciles de mantener limpias, eran populares entre los emperadores y siguieron de moda durante siglos. Tenían forma semicircular y generalmente estaban confeccionadas de un solo paño de tela de lana. Al moverse, la persona que llevaba puesta la toga debía mantener unidos los pesados pliegues, que le dejaban libre solamente el brazo derecho. Los emperadores las usaban de color púrpura y las de los senadores eran blancas y bordeadas con una franja de aquel color. Algunos ciudadanos solían usar debajo de las togas blancas lisas una prenda mas: La túnica, fabricada de lana o lino; otros hombres las mujeres y los niños debían vestir solo túnicas. Están eran plegadas y se sujetaban con broches y cinturones, pues rara vez tenían costuras, porque resultaba muy difícil coser con las grandes agujas de bronce o de hueso que disponían. Un dato curioso es el de que los hombres iban a tiendas especiales para hacerse quitar el vello de los brazos (no se bien porque) y era muy común la usanza de aplicaciones de sangre de murciélago, mezclada con cenizas de erizo para librarse Los joyeros trabajaban una amplia gama de piedras y metales precioso importados de las provincias ya que estos accesorios eran muy populares entre las familias ricas. Otra moda era la de usar barba pero esta iba y venia. Algunos emperadores como Adriano y Septimio Severo lideraron la tendencia hacia el uso de la barba. En cuanto a las mujeres hasta las más pobres trataban siempre de estar a la moda las más ricas untaban su cuerpo con aceites perfumados. Los más caros provenían de Arabia y se vendían en frascos de vidrio. Se conseguían en tiendas especializadas en perfumes y ungüentos aromáticos. Los esclavos pasaban horas cuidando el cabello de sus amas: le aplicaban tinturas y lo perfumaban, lo ondulaban con pinzas calientes y le aplicaban bucles. Las señoras podían mandar a golpear a aquellos que no les hicieran peinados a su gusto. Algunas damas romanas de cabello oscuro usaban pelucas hechas con mechones rubios o tupes que se sostenían con hebillas. La moda de los peinados cambiaba con frecuencia.

    leer entrada de origenEste enlace se abrirá en una ventana nueva.
17 resultados
Páginas: 1 2 Siguiente

Categorías

Nube de etiquetas