Todas aquellas personas que tengan una edad mínima de dieciocho años, cumplidos en el año en que comience el curso académico.


Las personas mayores de dieciséis años, cumplidos en el año en que comience el curso académico, siempre que tengan un contrato laboral que no les permita asistir a los centros educativos en régimen ordinario, o sean deportistas de alto rendimiento.