Sobre la reforma de la ley educativa a nivel nacional, resalta que es "necesaria porque traerá la excelencia y combatirá las altas tasas de fracaso escolar".

Fecha de publicación:13/12/2012

Marín presenta el cupón de la ONCE dedicado a la Ciudad Histórica de Toledo  


El consejero de Educación, Cultura y Deportes del Ejecutivo regional, Marcial Marín, ha destacado "el importante papel desarrollado por la Organización Nacional de Ciegos, al contribuir a la difusión del Patrimonio de Castilla-La Mancha".


Ha sido en el transcurso del acto de presentación del Cupón de la ONCE del próximo 20 de diciembre, que estará dedicado a la ciudad milenaria de Toledo. En total, la organización dedica 44 cupones a los monumentos y lugares españoles que son Patrimonio Mundial de la UNESCO.


Esta acción, según Marín, "conlleva un doble premio: el de los afortunados a los que les toque el cupón y los beneficiados de esta organización, que hace una labor fundamental en nuestro país". A su juicio, "la ONCE reparte ilusión diariamente en toda Castilla-La Mancha".


Precisamente, Marín ha aprovechado para recordar que próximamente la región contará con una nueva Ley de Patrimonio que "velará por la conservación de nuestro rico y variado legado", además de una Ley de Museos, cuyo borrador de anteproyecto de ley ha sido aprobado en Consejo de Gobierno. Ambas leyes están diseñadas, tal y como ha asegurado Marín, "para proteger y preservar nuestro potencial cultural como fuente de riqueza y motor de la economía castellano-manchega".

2 Marín presenta el cupón de la ONCE dedicado a la Ciudad Histórica de Toledo  


Marín defiende la LOMCE


A preguntas de los periodistas, el consejero ha destacado que la Ley Orgánica para la mejora de la calidad educativa (LOMCE) es "necesaria, porque traerá la excelencia en la educación y combatirá las altas tasas de fracaso escolar" frente a la actual ley de educación socialista que, según Marín, ha provocado "un fracaso escolar intolerable y escandaloso".



Por ello, "la futura ley -ha proseguido- remediará esta herencia poniendo en valor lo que le importa, no sólo a los estudiantes, sino también a sus familias". Esto es, a juicio del consejero, "premiar la excelencia, apostar por la evaluación, establecer más pasarelas hacia la formación profesional y primar la profesionalización de los equipos directivos y la autonomía de los centros".