Destaca que el Ministerio les ha dado un "paraguas" que permitirá cumplir con las necesidades del déficit después de la "ruina en que nos dejaron otros". Asegura que "aumentar los ratios en la educación no significa disminuir la calidad de la enseñanza". Afirma que las medidas se han tomado "desde el consenso, no desde la imposición".

Fecha de publicación:16/04/2012

1 Marcial Marín asiste a la Conferencia Sectorial de Educación  


El consejero de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, ha asegurado hoy que las medidas que el Gobierno central va a poner en marcha en materia educativa son "razonables y necesarias" y están destinadas a "salvar el sistema educativo y garantizar su sostenibilidad".


"Se trata de salvar la educación, garantizando la calidad de la enseñanza. Hemos acordado unas medidas razonables que no obligan a nadie, porque están hechas bajo la recomendación de su aplicación a todas las comunidades autónomas, pero sin imposiciones", ha explicado Marín.


En este sentido, el consejero ha destacado que las decisiones que se han tomado han sido "desde el acuerdo y desde el consenso, no desde la imposición. Los que impusieron fueron otros que crearon una legislación al respecto que nos impedía movernos".


2 Marcial Marín asiste a la Conferencia Sectorial de Educación  


Según Marín, se han adoptado medidas de "máximos, flexibles y reversibles, que no van a mermar en absoluto la calidad educativa, porque aumentar las ratios no quiere decir que vaya a empeorar la calidad de la educación". No obstante, se ha mostrado convencido de la temporalidad de las mismas, de modo que, ha enfatizado, "se volverá a la situación actual cuando la coyuntura económica lo permita".


El consejero ha agradecido la disposición del Ministerio a "ayudarnos a salvar la educación, especialmente en Castilla-La Mancha", gracias a la aportación de lo que ha definido como un "paraguas flexible para poder cumplir con las exigencias de déficit, para poder cumplir con España y con Europa".


No obstante, el consejero de Educación ha señalado que Castilla-La Mancha ya tiene "terreno ganado" en la aplicación de algunas de estas medidas, aunque ha recalcado que "la situación no es la misma en una gran ciudad que en pequeñas localidades".


"No vamos a aceptar son lecciones de nadie, y menos de quienes han dejado esta región en materia educativa en situación de práctica ruina. No van a venir a darnos lecciones quienes nos han dejado un déficit descomunal", ha concluido el consejero.