Felpeto ha querido subrayar el carácter simbólico de esta fecha que vincula el sector educativo y el sanitario.   En la actualidad, Castilla-La Mancha cuenta con 8 Equipos de Atención Educativa Hospitalaria y Domiciliaria implantados en los hospitales de la región que hospitalizan a pacientes en edad escolar.
Fecha de publicación:13/05/2016

imagen_flashEl consejero de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Ángel Felpeto, ha hecho resaltado hoy, en la declaración institucional para conmemorar el Día del Niño Hospitalizado, que esta fecha es “muy señalada en el calendario educativo, dado que ha sido el ámbito de la educación uno de los que más atención ha prestado a los niños que, por unas u otras razones, se encuentran ingresados por razones clínicas”.
 
El consejero ha querido subrayar el carácter simbólico de esta fecha que vincula el sector educativo y el sanitario. “Si hay funciones y papeles insustituibles en una sociedad, son las que tienen que ver con la entrega a los demás; por ello, el personal sanitario y el colectivo vinculado a la educación son los cimientos sobre los que edificamos nuestra idea de la cohesión y la justicia sociales”, ha declarado Ángel Felpeto.
 
Seguidamente, el titular de educación ha vinculado el Día del Niño Hospitalizado con la respuesta educativa que Castilla-La Mancha da a los niños que se hallan en esta situación. De este modo, se ha referido a “los Equipos de Atención Educativa Hospitalaria y Domiciliaria como una respuesta educativa diferenciada, que se enmarca, a su vez, en una idea de atención a la diversidad que tiene, en la educación de Castilla-La Mancha, un carácter transversal”.
 
Los Equipos de Atención Educativa Hospitalaria y Domiciliaria comenzaron su andadura en Castilla-La Mancha recién asumidas las competencias en educación. Entonces, en el curso 2001-2002, fueron 15 profesionales los que llevaron a cabo esta experiencia inicial. En la actualidad, se cuenta con 8 equipos completos implantados en los hospitales de la región que hospitalizan a pacientes en edad escolar.
 
Felpeto ha querido enmarcar el espíritu de estos equipos en el seno del proyecto educativo de Castilla-La Mancha al señalar que “los principios que rigen la labor de los Equipos de Atención Educativa Hospitalaria y Domiciliaria son los de atención personalizada y diferenciada, coordinación y orientación familiar, comunes al resto de enseñanzas que se imparten en nuestra región”.
 
Del mismo modo, el consejero se ha detenido en la importancia del factor humano, “especialmente apreciable en los Equipos de Atención Educativa Hospitalaria y Domiciliaria cuyo personal trabaja con la idea de que su trabajo, frecuentemente, es parte del tratamiento”, ha declarado.