La finalidad de las enseñanzas de arte dramático es la formación cualificada de profesionales en los ámbitos propios del arte dramático (interpretación, dirección escénica, dramaturgia y escenografía) y en aquellas áreas de conocimiento e investigación vinculados a los mismos.

El perfil del graduado en arte dramático corresponde al de un profesional cualificado que ha alcanzado la madurez y la formación técnica y humanística necesarias para realizar de manera plena la opción profesional más adecuada a sus capacidades e intereses, mediante el desarrollo de las competencias comunes a los estudios de arte dramático y a la correspondiente especialidad.

La superación de las enseñanzas de arte dramático da derecho a la obtención del título de Grado en Enseñanzas Artísticas Superiores de Arte Dramático, en la especialidad que corresponda, que será equivalente, a todos los efectos, al título universitario de grado, quedando integrado en el nivel 2 del marco español de cualificaciones para la educación superior (MECES 2/EQF 6).

El plan de estudios tiene un total de 240 créditos ECTS, distribuidos en 4 cursos de 60 créditos ECTS cada uno y una duración de entre 36 y 40 semanas por curso académico.

 

Centros públicos en el que se imparten los estudios:

Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla-La Mancha, con sede en Cuenca, c/ Camino de la Resinera s/n, 16003, Cuenca; código de centro: 16010066.

 

Especialidades impartidas y plan de estudios:

Interpretación:  Documento PDF Plan de estudios, materias y asignaturas (38.3 KB)  

 

Requisitos de acceso:

Para poder acceder a los estudios superiores de arte dramático será necesario estar en posesión del título de Bachiller o haber superado la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años y superar una prueba específica de acceso.

Las personas mayores de 18 años que no cumplan los requisitos académicos establecidos, podrán acceder directamente a las enseñanzas artísticas superiores en Arte Dramático mediante la superación de la prueba de madurez que acredite que el aspirante posee la madurez en relación con los objetivos de bachillerato y los conocimientos, habilidades y aptitudes necesarios para cursar con aprovechamiento estas enseñanzas y la prueba específica de acceso.