Todas aquellas personas que tengan una edad mínima de dieciocho años, cumplidos en el año en que comience el curso académico.


Las personas mayores de dieciséis y menores de dieciocho años, cumplidos en el año en que comience el curso académico, siempre que se dé alguna de las siguientes circunstancias:

  • Tener un contrato laboral que impida la asistencia a los centros educativos en régimen ordinario.
  • Ser deportista de alto nivel o de alto rendimiento.
  • Situación en las que concurran circunstancias que les impidan acudir a centros educativos ordinarios y que estén debidamente acreditadas y reguladas.
  • Personas que no hubieran estado escolarizadas en el sistema educativo español.