El Programa tiene dos convocatorias, que comparten la intención básica de mejorar las posibilidades de éxito del alumnado, si bien sus objetivos son ligeramente distintos.


En el caso de los programas desarrollados por centros docentes, se pretende reforzar las competencias básicas mediante actividades de ampliación del tiempo en horario no lectivo.


En el caso de los programas desarrollados por ayuntamientos, se pretende abordar, fuera de la jornada escolar y/o del calendario escolar, actuaciones de educación no formal que refuercen las competencias básicas contempladas en el currículo de Castilla-La Mancha.