Orden de la Consejería de Educación y Cultura de Castilla-La Mancha por la que se regula la evaluación del alumnado en la Educación Primaria

La Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo, y de la Ley Orgánica 9/1995, de 20 de noviembre, de la Participación, la Evaluación y el Gobierno de los Centros docentes consideran la evaluación como uno de los factores fundamentales de la calidad educativa.

El artículo 4 de la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo y el artículo 4.1 del Decreto ____________________, por el que se establece el currículo de la educación primaria en la Comunidad de Castilla-La Mancha definen por currículo el conjunto de objetivos, contenidos, métodos pedagógicos y de evaluación que han de regular la práctica educativa en dicha etapa.

El artículo 15 de la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo establece que la evaluación de los aprendizajes del alumnado en la Educación Primaria ha de ser continua y global. El Decreto ¿por el que se establece el currículo de Castilla-La Mancha establece en su artículo 13 que la evaluación además ha de ser criterial y formativa para permitir adaptar las medidas de ayuda y de ajuste pedagógico a las características individuales del alumnado en función de los objetivos, para revisar y replantear las actitudes, las formas de enseñar y las programaciones.

Asimismo, se establece que el profesorado debe organizar la evaluación de forma sistemática abordándola como equipo e incorporando la autoevaluación del proceso de enseñanza y aprendizaje y de la propia práctica docente.

La Orden del Ministerio de Educación y Ciencia de 30 de octubre de 1992 ( BOE de 11 de noviembre) que tiene el carácter de norma básica ha establecido los elementos básicos de la evaluación de las enseñanzas del Régimen General reguladas por la Ley Orgánica de 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo, así como los requisitos formales derivados del proceso de evaluación que son precisos para garantizar la movilidad de los alumnos en desarrollo del artículo 13 de Real Decreto 1006/91, de 14 de junio, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la educación primaria (B.O.E. del 26)


La citada Orden en su artículo séptimo establece que la custodia y archivo de los expedientes corresponde a los centros escolares y se realizará en la forma que los organismos competentes de las diferentes Administraciones determinen.

En consonancia con las disposiciones citadas en la presente Orden, la evaluación se plantea como un instrumento al servicio del proceso de enseñanza y aprendizaje y se integra en el quehacer diario del aula y del centro educativo. Se convierte así en punto de referencia para la adopción de medidas de refuerzo educativo o de adaptación curricular, para el aprendizaje de los alumnos y para la corrección y mejora del proceso educativo

Por todo ello, y previo informe del Consejo Escolar de Castilla-La Mancha, la Consejería de Educación y Cultura en virtud de lo establecido en la Disposición Final Primera del Decreto________ de______de ________por la que se le autoriza a dictar las disposiciones que sean precisas para la aplicación de lo dispuesto en el mismo y esta Consejería de Educación y Cultura, dispone

I. Ámbito de aplicación

Artículo 1º

La presente Orden será de aplicación en los centros educativos de la Comunidad de Castilla-La Mancha que imparten la educación primaria.

II. Finalidad y carácter de la evaluación

Artículo 2º

La evaluación tiene como finalidad conocer y describir el nivel de suficiencia alcanzado por el alumnado en el desarrollo de las capacidades recogidas en los objetivos previstos para garantizar su desarrollo óptimo y conocer la incidencia que tienen las distintas variables que intervienen en el proceso de enseñanza y aprendizaje para adaptarlas y orientarlas hacia su mejora.
De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 13 del Decreto por el que se establece el currículo de la educación primaria en Castilla-La Mancha, la evaluación del alumnado tiene un carácter global, criterial, continuo y formativo.

Artículo 3º

El carácter global determina que la evaluación debe estar dirigida al conjunto de capacidades expresadas en los objetivos generales de la etapa y en los objetivos, contenidos y criterios de evaluación de las distintas áreas del currículo.
Igualmente debe incluir la valoración de los antecedentes y de las características más relevantes del contexto escolar y familiar.
Los procedimientos de evaluación responderán a las características de ésta y a las particularidades de los ámbitos a evaluar. Las entrevistas con las familias, la observación no participativa y participativa, y el análisis de los materiales constituirán las principales técnicas de uso por el profesorado.

Artículo 4º

La evaluación referida a criterio exige que la valoración se realice mediante la identificación y selección de unos indicadores representativos que permitan el conocer el nivel de suficiencia alcanzado por el alumnado en el desarrollo de las capacidades establecidas en cada uno de los objetivos.
Los centros escolares, en el marco de su Proyecto Curricular, establecerán los mínimos de suficiencia deseables, que como competencias básicas deben ser alcanzadas por el alumnado en todos y cada uno de las capacidades recogidas en los objetivos. Corresponde al equipo de cada uno de los ciclos proponer a la comisión de coordinación pedagógica en función del contexto, y de las características del alumnado la definición de esos mínimos de suficiencia.
A la hora de la selección de indicadores para la evaluación del alumnado se tendrán en cuenta los diferentes tipos de contenidos (conceptos, procedimientos y actitudes). Igualmente se establecerán indicadores asociados el contexto escolar y familiar (la situación socioeconómica y afectiva, las pautas educativas y los valores, las expectativas sobre su competencia, la escolarización previa y sus resultados, y la situación actual de enseñanza y aprendizaje).


Artículo 5º

La evaluación se organiza mediante un proceso continuo de recogida de información sobre el desarrollo educativo del alumnado y se concreta en tres momentos básicos: el inicial, a lo largo del proceso y el final.


1. La evaluación inicial

Al comienzo de la educación primaria y al inicio de cada uno de los ciclos los tutores realizarán una evaluación inicial de los alumnos. Este momento inicial tiene un carácter diagnóstico, preventivo y compensador pues permite recoger información sobre el desarrollo personal, el contexto familiar, la historia de aprendizaje y la competencia curricular alcanzada en el periodo anterior, para conocer los aspectos positivos y las necesidades y adaptar el proceso de enseñanza a las mismas.


2. La evaluación del proceso

La evaluación a lo largo del proceso tiene un carácter orientador y corrector en la medida que permite modificar y reajustar el mismo introduciendo las modificaciones necesarias para enriquecer o para compensar. La evaluación del proceso se concreta en cada una de las unidades de programación, desde el momento inicial al evaluar las ideas previas y el nivel de competencia de partida, hasta el momento final, a la hora de valorar la suficiencia alcanzada en el desarrollo de las capacidades recogidas en los objetivos didácticos.


3. La evaluación final

La evaluación final tiene el carácter de síntesis valorativa y sumativa de las evaluaciones anteriores y se concreta a lo largo del proceso en diferentes momentos asociados a los registros trimestrales, a la elaboración de los informes periódicos a las familias y a la elaboración de los informes pedagógicos individualizados.

Artículo 6º

El carácter formativo y orientador de la evaluación del proceso de enseñanza y aprendizaje, garantiza que la información relevante obtenida sea recogida en términos cualitativos y descriptivos especificando los aspectos positivos y mejorables del proceso de aprendizaje del alumnado, permita adoptar medidas de refuerzo o de ampliación.
El profesorado adoptará las medidas metodológicas necesarias, para garantizar la participación del alumnado en el proceso de evaluación, como medio para conseguir que sea capaz de regular su propio proceso de aprendizaje.
Las decisiones de promoción han de ser adoptadas en el marco de las medidas de atención a la diversidad.

Artículo 7º

La evaluación de los alumnos con necesidades educativas asociadas a discapacidad, sobredotación y desventaja social responde a las mismas características que la del resto del alumnado.
Los referentes a la hora de su evaluación serán los objetivos y criterios de evaluación establecidos en su adaptación curricular.
El alumnado de población itinerante tendrá un documento para facilitar su seguimiento en los diferentes centros en los que se escolariza a lo largo del curso.

Artículo 8º

El profesorado planificará el proceso de evaluación de forma sistemática para garantizar su desarrollo coherente con las diferentes características.
Los equipos de ciclo en el marco de los acuerdos establecidos en la comisión de coordinación pedagógica, establecerán la secuenciación y graduación de las competencias básicas para cada uno de ellos, y la incluirán en unos registros individuales o colectivos que permitan identificar de una manera dinámica el nivel de desarrollo (de forma autónoma, con ayuda, por iniciar).
Estos registros servirán de base para la elaboración de los informes trimestrales a las familias y de los informes individualizados de curso y etapa.
El equipo de cada ciclo, en el marco de la evaluación del centro, valorará el nivel de competencia alcanzada en relación con los mínimos de suficiencia establecidos para las competencias básicas. Esta evaluación no tendrá consecuencias directas en la evaluación del alumnado, aunque aporte información de contraste que pueda ser utilizada con carácter formativo en los sucesivos cursos escolares.

Artículo 9º.

El proceso de evaluación lo coordina el tutor y en él participa el equipo docente, el profesorado de apoyo y los equipos de orientación educativa y psicopedagógica especialmente cuando se trata de tomar decisiones de refuerzo o de adaptación curricular.
Las sesiones tendrán como mínimo un carácter trimestral, en ellas se procederá a intercambiar la información sobre el alumnado y a elaborar los informes a las familias. En la última sesión de evaluación, al término del ciclo, el curso, o la etapa se elaborarán los informes individualizados que se definen en el apartado siguiente.


III. Documentos de evaluación.

Artículo 10º

De acuerdo con la Orden de 30 de octubre de 1992, por la que se establecen los elementos básicos de los informes de evaluación, así como los requisitos formales derivados del proceso de evaluación que son precisos para garantizar la movilidad de los alumnos, los documentos acreditativos del proceso de evaluación en la etapa de educación primaria son: el expediente académico personal, el libro de escolaridad de la Enseñanza Básica, las actas de evaluación y los informes de evaluación Individualizados. A estos documentos se pueden añadir los registros de evaluación a los que hace referencia el artículo 8.


1. El expediente personal
El expediente académico personal recogerá de manera sintética toda la información relativa al proceso de evaluación del alumnado. El citado expediente de acuerdo con lo establecido en el artículo sexto de la Orden de 30 de Octubre de 1992 incluirá como mínimo:

  • Los datos de identificación del centro.

  • Los datos personales del alumno.

  • El número y la fecha de matrícula.

  • Los resultados de la evaluación en los términos previstos por el artículo tercero de la Orden de 30 de Octubre de 1992: PA (Progresa Adecuadamente) y NM (Necesita Mejorar).

  • Las decisiones de promoción.

  • Las medidas de refuerzo educativo (RE) o de adaptación curricular (ACI).

En el caso de los alumnos que promocionen al ciclo siguiente sin haber alcanzado los objetivos programados, deberá reflejarse en el expediente la fecha de consecución de los mismos.
En el caso del alumnado con necesidades educativas especiales se incluirá una copia del Informe de evaluación psicopedagógica, el dictamen de escolarización, el documento individual de adaptaciones curriculares, el expediente de aprobación de modificaciones de la escolarización en el caso de sobredotación, el documento de seguimiento del alumnado itinerante y todos aquellos documentos que contribuyan a facilitar un mejor conocimiento del alumnado.

La decisión del formato del expediente personal será adoptada por el claustro de profesores, debiendo incluir en cualquier caso los elementos básicos que se recogen en este artículo.


2. El Libro de escolaridad
El Libro de Escolaridad es el documento oficial que refleja los resultados de la evaluación y las decisiones relativas al progreso académico de los alumnos. Su contenido es el que establece el Anexo I de la Orden de 30 de octubre de 1992.


3. Las actas
Al término de cada uno de los ciclos se consignarán los resultados de la evaluación en las actas correspondientes. En el contenido de las actas se incluirá:

  • Curso escolar y académico y grupo.

  • Datos de identificación del centro.

  • Relación por orden alfabético del alumnado con la valoración del nivel de suficiencia y con las medidas adoptadas y la decisión de promoción.

  • Una síntesis del total de alumnos que progresan, que promocionan y que no promocionan.

A las actas como anexo se incorporará un informe descriptivo y valorativo de los resultados de la evaluación final. Una copia del mismo se incorporará a la Memoria Anual del Centro.

Al finalizar cada uno de los ciclos el coordinador del mismo elaborará un acta en la que figure aquel alumnado, escolarizado en cursos fuera del mismo, cuya progresión se ha considerado suficiente recogiendo los informes del tutor del curso donde se encuentre escolarizado.
Las actas se cerrarán al término del periodo lectivo en el mes de junio, serán elaboradas una vez concluida la sesión de evaluación final y serán firmadas por los respectivos tutores y visadas por el director del centro.

4. El informe individualizado
Al finalizar cada curso escolar, de cada ciclo y al final de la etapa, el tutor elaborará un informe de síntesis con el fin de ofrecer datos relevantes, para garantizar la continuidad del proceso de enseñanza y aprendizaje, y ofrecer un valioso elemento de contraste para la evaluación inicial.
Los informes se elaborarán a partir de los registros, y que por su carácter dinámico permiten un análisis más detallado de la evolución del proceso educativo y dan una información complementaria a los informes de evaluación
Asimismo se podrá elaborar un informe individualizado extraordinario cuando algún alumno se traslade a otro centro sin concluir el curso escolar o cuando sea necesario a la hora de la elaboración de un dictamen de escolarización.

La definición del formato del mismo corresponde al equipo de ciclo en el marco de las Comisión de Coordinación pedagógica y recogerán al menos los siguientes apartados:

  • Datos identificación del alumno: nombre y apellidos y fecha de nacimiento.

  • Valoración del nivel de competencia alcanzado en función de los mínimos de suficiencia establecidos.

  • Observaciones relacionadas con el autoconcepto, estilo de relación, motivaciones y estilo de aprendizaje.

  • Medidas de refuerzo y ampliación que ha sido adoptadas.

  • Decisiones de promoción.

  • Orientaciones de cara a su proceso de escolarización posterior.

5. La custodia y el traslado de los expedientes.
La custodia y archivo de los expedientes y de las actas de evaluación corresponde al centro educativo en que el alumno se encuentre escolarizado. La cumplimentación de las actas la realizan los tutores. El director cumplimentará lo referente a los periodos de escolarización y visará el resto de los documentos y el secretario, el libro de escolaridad y será el responsable de la custodia y archivo del Expediente Personal y sus documentos.

Las Delegaciones Provinciales de Educación y Cultura dispondrán las medidas adecuadas para su conservación o traslado, en el caso de supresión del centro.
Cuando un alumno se traslade a otro centro sin haber concluido la etapa, el secretario del centro receptor solicitará al del centro de origen el Libro de Escolaridad y el informe de evaluación que proceda. En el centro de origen se conservará una copia escrita de los documentos durante tres años y en soporte informático para siempre.

El tutor tendrá acceso a los mismos para su consulta y para incorporar información. El secretario facilitará al equipo de orientación educativa y psicopedagógica la documentación que solicite para el desarrollo de la evaluación psicopedagógica y del dictamen de escolarización.

Los centros educativos establecerán un sistema de archivo permanente de todos los expedientes personales que permita un acceso fácil a los documentos para su consulta.


IV. Promoción

Artículo 11º.- La promoción

De acuerdo con lo establecido en el artículo 13 del Decreto¿¿.. de Castilla-La Mancha la decisión de que un alumno no promocione se podrá adoptar sólo una vez a lo largo de la educación primaria.
La decisión, tal y como establece el artículo 6, ha de ser adoptada dentro de las medidas de atención a la diversidad y se podrá tomar en cualquier momento de acuerdo con los criterios generales establecidos por el centro en el Proyecto Curricular y con las necesidades educativas del alumnado.
La decisión, a propuesta del tutor y teniendo en cuenta los informes del equipo docente y del equipo de orientación educativa y psicopedagógica, y previa audiencia de la familia, será adoptada por consenso en la comisión de coordinación pedagógica.
La decisión de un que un alumno con necesidades educativas especiales permanezca un año más en la educación primaria sólo se podrá adoptar una vez a lo largo de la etapa, tal y como se establece con carácter general para todo el alumnado.

V. Información a las familias.

Artículo 12º

De acuerdo con el artículo 13 del Decreto¿¿¿ el intercambio de la información con las familias es la garantía de la unidad en el proceso educativo. La coordinación de este proceso le corresponde al tutor, y se concreta trimestralmente mediante el informe de evaluación a las familias. La información debe cumplir los siguientes requisitos:
· Dar una información complementaria o de contraste con la ofrecida en otras sesiones iniciales generales o particulares sobre los objetivos, contenidos y criterios de evaluación que se ha desarrollado a lo largo del trimestre.

Estar referida al nivel de competencia alcanzado por su hijo en relación con los objetivos trabajados.

Orientar sobre las medidas de colaboración y de refuerzo necesarias para mejorar la respuesta.

La comisión de coordinación pedagógica a propuesta del claustro de profesores definirá su contenido y su formato, teniendo en cuenta que:

  • Debe ser breve pero coherente con los indicadores del registro.

  • Debe ser claro y fácil de entender por las personas a las que va dirigido.

  • Debe ofrecer la información de una manera relevante para la persona a quien va dirigida.

  • Debe ser explicado cuando sea necesario.

En cualquier caso se hará un especial hincapié en evitar que sea entendido por las familias y por el propio profesorado como un boletín de notas.
La información inicial será dirigida a dar a conocer los mínimos de suficiencia necesarios para ser valorados positivamente.
La información tiene una frecuencia trimestral y se concreta en un documento escrito y, dado el carácter particular de la misma, debe ser transmitida de forma individual y preferentemente mediante entrevista.
En aquellos casos en los que exista la separación de ambos cónyuges la información se transmitirá a ambos.

VI. Asesoramiento

Artículo 13º

Los asesores de los centros de profesores y recursos y componentes de los equipos de orientación educativa y psicopedagógica asesorarán y orientarán a los centros en el desarrollo del proceso de evaluación, en el ámbito de sus competencias.

La inspección educativa asesorará y supervisará el desarrollo del proceso de evaluación del aprendizaje de los alumnos y la cumplimentación de la documentación académica. En este sentido los inspectores de educación en las visitas a los centros se reunirán con el equipo directivo, con la comisión de coordinación pedagógica, con el profesorado, dedicando especial atención a la valoración y análisis del proceso de evaluación de los alumnos y al cumplimiento de lo dispuesto en la presente Orden.

VII. DISPOSICIONES FINALES.

Primera.

Se autoriza a la Dirección de Coordinación y Política Educativa a desarrollar e interpretar el contenido de la presente Orden, en el ámbito de sus respectivas competencias.

Segunda.

La presente Orden entrará en vigor al día siguiente al de la publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.
Toledo. ... de ..... de .....
El Consejero de Educación y Cultura