El Programa para la evaluación Internacional de Alumnos (PISA), de la OCDE, es un estudio internacional de evaluación educativa, dirigido a la evaluación de los conocimientos y destrezas de los alumnos de 15 años.


Es un estudio cíclico que se repite cada tres años con el fin de apreciar la evolución en el tiempo del rendimiento de los alumnos en las materias evaluadas.


El objetivo básico de PISA es evaluar hasta qué punto los países y sus sistemas educativos han logrado capacitar a sus estudiantes para integrarse en la sociedad como ciudadanos activos y productivos. Intenta valorar el grado en el que los alumnos de 15 años poseen las capacidades necesarias para contribuir al desarrollo social y económico, y para integrarse y participar en la sociedad.


PISA evalúa cada tres años las competencias adquiridas por los estudiantes en las áreas de Lectura, Matemáticas y Ciencias. Todas las materias son evaluadas en cada ciclo de PISA, centrándose en una en cada ciclo. En PISA 2012 el foco central de la evaluación recayó en Matemáticas. PISA 2015 se dedicará especialmente a Ciencias.


El estudio también recoge importante información del contexto familiar de los alumnos, de sus centros de enseñanza y de sus sistemas educativos, teniéndolos en cuenta al interpretar los resultados obtenidos.