Está dirigido a colectivos desfavorecidos y en su desarrollo colaboran otras instituciones públicas y privadas como la Obra Social La Caixa
Fecha de publicación:22/04/2015

El consejero de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno regional, Marcial Marín, ha asegurado hoy que “la alta participación de voluntarios culturales en el programa Biblioteca Solidaria en Castilla-La Mancha demuestra que somos una región solidaria, activa y constructiva”.
 
En este sentido, ha detallado que en estos cinco años de implantación, “los resultados no puede ser más esperanzadores, puesto que  ya se han llevado a cabo 4.200 acciones, en las que han participado 75.000 usuarios, gracias al altruismo de 180 voluntarios”. 
 
El consejero ha participado esta mañana en una de las actividades englobadas en el programa “Biblioteca Solidaria”, iniciativa de voluntariado cultural que está implantado en las bibliotecas públicas de Toledo y Cuenca.
 
Transformación social y cultural
El programa está dirigido a colectivos desfavorecidos y en su desarrollo colaboran otras instituciones públicas y privadas como la Obra Social La Caixa, a la que Marín ha agradecido su “empeño, colaboración y apoyo para contribuir, entre todos, a transformar el tejido social de nuestra región y a preservar un derecho básico como es el desarrollo social y cultural de todos y cada uno de los castellano-manchegos”.
 
La Red de Bibliotecas Públicas de Castilla-La Mancha, mediante Biblioteca Solidaria, inicia una vía de participación ciudadana para mejorar la calidad de vida de toda la sociedad. Hasta la fecha, se han desarrollado talleres y clubes de lectura que han beneficiado a 3.808 personas con algún tipo de discapacidad, 3.648 mayores, 1.002 enfermos y 1.512 colectivos en situación de exclusión social.
 
Cooperación, integración, responsabilidad y compromiso
Así, una jornada como la que ha tenido lugar hoy en el Museo de Paleontología de Castilla-La Mancha con motivo de los actos conmemorativos del Día del Libro sirve para “poner de relieve los valores de cooperación, integración, responsabilidad y compromiso”. En esta actividad han participado alumnos del Colegio Público conquense “San Fernando”.
 
Por último, Marín ha elogiado la labor que lleva a cabo “esta gran familia de voluntariado, dedicando unas horas de su tiempo a los que más lo necesitan, demostrando que entre todos podemos enriquecer los servicios bibliotecarios y culturales para que estos lleguen a grupos sociales que, de otro modo, nunca tendrían acceso a la cultura”.