Gracias al Decreto de orientación, aprobado hoy en Consejo de Gobierno. Entre las novedades que recoge el Decreto están la orientación especializada dirigida a mejorar los aprendizajes, apoyar al profesorado y a las familias. "Esta actuación demuestra que la atención de alumnos con necesidades educativas especiales es un área sagrada para el Gobierno de Cospedal".

Fecha de publicación:3/09/2013

imagen_flashEl Ejecutivo de Castilla-La Mancha ha aprobado hoy en Consejo de Gobierno el Decreto por el que se regula la atención especializada y la orientación educativa y profesional del alumnado en la comunidad de Castilla-La Mancha que permitirá, en cálculos del consejero de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín, “dar una atención especializada a 8.583 alumnos con necesidades educativas especiales de nuestra comunidad autónoma”.

Así lo ha señalado en rueda de prensa Marcial Marín, donde ha indicado que esta actuación da respuesta -a través de un catálogo de medidas de atención a la diversidad- a todo el alumnado y permite centrarse especialmente en aquel alumno con necesidades educativas especiales, incluidos los que forman parte de un segmento frecuentemente olvidado, el alumno brillante, que posee altas capacidades, que a partir de ahora contará con un currículo adaptado a su perfil educativo. Actualmente en Castilla-La Mancha hay 216 alumnos con altas capacidades intelectuales.

Atención a la detección precoz

A juicio del titular de Educación, los alumnos con altas capacidades necesitan el apoyo y el asesoramiento, porque “una detección precoz es imprescindible para evitar el fracaso escolar”.

Como novedades del nuevo Decreto de orientación se contemplan la faceta y función del orientador educativo. “Mejoramos el papel del orientador para que asesore al alumno en todas las etapas educativas”, ha subrayado.

En este punto, el consejero ha hecho especial hincapié en la función que tiene el orientador con los alumnos que deseen incorporarse al mercado laboral, a la hora de informales del conjunto de ofertas y posibilidades que tienen a su alcance”.

Para el consejero de Educación, los orientadores actúan de guías en el futuro académico y profesional de los alumnos, “previniendo posibles fracasos en la elección de los estudios o salidas laborales”.

Aulas del Trastorno del Espectro Autista

Por otro lado, Marcial Marín ha resaltado la importancia de “continuar avanzando en la atención que se presta al alumnado con necesidades educativas de apoyo”, razón por laque que el Ejecutivo regional va a implantar este curso académico siete nuevas aulas del Trastorno del Espectro Autista (TEA) y dos nuevas aulas Motóricas.

No obstante, ha puntualizado Marcial Marín, “estas aulas son enseñanzas que tienen carácter voluntario, por lo que las familias que lo deseen podrán elegir las aulas TEA para sus hijos o acudir a los centros ordinarios como hasta ahora”.