Así lo ha expresado el consejero de Educación tras participar en la reunión de la Conferencia Sectorial

Fecha de publicación:14/01/2015

imagen_flashEl consejero de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, ha valorado las evaluaciones orientativas –previstas en la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa- dirigidas a los alumnos de tercer curso de Primaria. A su juicio, “la forma más útil de atacar las debilidades del sistema educativo es conocerlas, por lo que las evaluaciones servirán de termómetro para identificarlas y diseñar pautas de actuación cuyo objetivo principal sea mejorar la calidad de la educación que reciben nuestros alumnos”.  
 
Así se ha pronunciado en declaraciones a los medios de comunicación tras participar en la reunión de la Conferencia Sectorial de Educación celebrada esta tarde en Madrid, donde el ministro José Ignacio Wert, ha desgranado a los representantes de las comunidades autónomas el borrador del decreto de especialidades de la profesión docente, así como los currículos de Secundaria y Bachillerato para proseguir con la implantación de la Ley Orgánica Para la Mejora de la Calidad de la Educación (LOMCE), tras su aplicación en 2014-2015 en los cursos impares de Educación Primaria.
 
Respecto a los currículos de Secundaria y Bachillerato, Marín se ha mostrado convencido de que la implantación prevista para el próximo curso de estas dos etapas educativas será “un éxito en Castilla-La Mancha, donde ya hemos hecho los deberes con tiempo suficiente”.
 
Por último, el consejero ha reiterado su “agradecimiento al Ministerio por la receptividad y la actitud dialogante que ha mantenido, desde el principio y en todo momento, con las comunidades autónomas, que ha permitido aportar nuestra colaboración para mejorar la LOMCE”.