En su visita a la Escuela Infantil Municipal “Pequeñines”, en Torrijos (Toledo). Un total de 197 ayuntamientos recibirán subvención para el mantenimiento de 245 escuelas infantiles. Destaca la adaptación personalizada de los contenidos curriculares a las mujeres jóvenes, "para que el embarazo no sea  nunca causa de fracaso o abandono escolar".

Fecha de publicación:16/03/2015

imagen_flashEl consejero de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, ha afirmado que “la presidenta Cospedal se ha volcado con las medidas encaminadas a conciliar vida laboral, familiar y personal de las mujeres”.
 
Así lo ha constatado en su visita a la Escuela Infantil “Pequeñines” de Torrijos (Toledo), en referencia a la orden de ayudas que el Ejecutivo regional concede -por valor de 3 millones de euros- para el mantenimiento de las escuelas infantiles de titularidad municipal, gracias a la cual un total de 197 consistorios recibirán una subvención para sufragar 245 escuelas infantiles, tal y como saldrá publicado próximamente en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.
 
Marín ha resaltado, tras recorrer las instalaciones de la escuela y conocer al personal del centro, “el papel vocacional que demuestran estos grandes profesionales, entregados a su labor educativa para que los más pequeños se encuentren como en casa, permitiendo a padres y madres compatibilizar sus responsabilidades en la vida profesional y personal”.
 
En declaraciones a los medios de comunicación, el titular de Educación  ha subrayado que el Gobierno regional está aplicando “medidas encaminadas a favorecer a que una mujer pueda ser madre”. En este sentido, ha hecho hincapié en las iniciativas puestas en marcha en el ámbito educativo. “Para que el embarazo no sea causa de fracaso o abandono escolar, se ha establecido una adaptación personalizada de los contenidos curriculares durante la gestación de las mujeres, así como en los primeros años de vida del niño”, ha explicado Marín.  
 
Según ha recordado, el propósito de esta medida es “compatibilizar el embarazo y los meses del cuidado del niño con la formación académica de las jóvenes castellano-manchegas, una tarea que nos corresponde a nosotros como administración pública, pero que nos concierte a todos en su difusión”. En su opinión, “debemos aumentar la concienciación para que las jóvenes sepan que tienen todo nuestro apoyo en ese sentido”.