El consejero de Educación quiso ''agradecer públicamente a toda la comunidad educativa su ayuda para que el comienzo del curso haya sido normal''.

Reiteró su ''total predisposición para trabajar juntos'' con la ''contribución y el compromiso de todos''.

Fecha de publicación:16/09/2011

Marcial Marín, en el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín, compareció ayer en el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha para dar cuenta del inicio del curso escolar que acaba de comenzar en esta misma semana. Marín no dudó en considerar el nuevo curso como ''el más ambicioso de los últimos años'' y, en el empeño de lograr el mejor resultado, pidió ''la más leal y responsable colaboración'' a todos los sectores educativos y políticos.


El consejero quiso agradecer públicamente ''a toda la comunidad educativa su implicación y su ayuda para que el curso escolar haya comenzado en estos días con un alto grado de normalidad''. Una normalidad ''que debo calificar de excepcional, habida cuenta de los desafíos y graves dificultades heredadas de los gestores de la etapa anterior de Gobierno''.


Marín aseguró que ''se ha hecho un esfuerzo ingente para normalizar los pagos correspondientes al curso pasado que el anterior equipo de Gobierno nos dejó pendientes''. ''Estamos hablando -dijo- de 44,4 millones de euros en conciertos educativos y 31,3 en comedores, rutas de transporte escolar, pagos a libreros, gastos de funcionamiento de los centros de infantil, Primaria y Secundaria, aulas matinales y un largo etcétera''.


En el terreno de las cifras, el titular de Educación aseguró que ''han entrado en funcionamiento 15 nuevos centros y se han ampliado otros 39''. En infraestructuras, ''se ha hecho una inversión de más de 78.542 euros aplicados a las construcciones de obra nueva y a ampliaciones, reformas, mejoras y equipamientos''.


Marín dijo que, con estas cifras, ''se constata una sensible mejora y un incremento de la oferta educativa en número de alumnos, en enseñanzas impartidas en profesorado, en formación bilingüe o en número de centros''.

Marín hizo una mención especial al profesorado de Castilla-La Mancha, y, en este sentido, dijo que ''no quiero dejar de señalar la preocupante indefensión a la que se ha visto sometida la función del profesorado. Con este Gobierno podrán contar con el total apoyo y respaldo en el ejercicio de su gran responsabilidad a través de una Ley de Autoridad del Profesorado'', anunció.


''En esa Ley se reconocerá al docente como autoridad pública en las aulas, reforzando su función como educadores'', añadió.


''Salvo algunas acciones puntuales y sesgadas, el personal docente se ha mostrado a la altura de las circunstancias y han comprendido que deben solidarizarse con el esfuerzo que el resto de sectores ya están realizando''.


También hizo referencia el consejero al sistema de gratuidad de libros ''cuyo sostén supone un ahorro familiar medio por alumno cercano a los 200 euros''.


''Queremos infundir en los estudiantes la convicción de que el trabajo y el sacrificio son valores auténticos y el mejor medio'', dijo Marín, para añadir que ''necesitamos la ayuda y profesionalidad de los claustros de profesores para que podamos conseguir juntos las más satisfactorias metas para el sistema educativo regional''.

''Estamos ante un curso ambicioso que requiere, para ser el mejor, la contribución y el compromiso de todos. Reitero mi total predisposición para trabajar juntos'', concluyó.