Insta al dirigente del PSOE regional a "no crear una guerra porque lo que está en juego es el rico patrimonio cultural de Castilla-La Mancha". Recuerda que el Ejecutivo socialista tuvo la oportunidad de de actualizar la norma mientras gobernaba en la región.

Fecha de publicación:5/04/2013

El consejero de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, ha reprochado al alcalde de Toledo, Emiliano García Page, "su actitud doblemente pasiva" ante la Ley de Patrimonio Cultural que aprobó ayer el Gobierno regional en Consejo de Gobierno.


Marín se ha referido así a las declaraciones de Page en las que acusaba a la Junta de no haber tenido en cuenta a Toledo y Cuenca a la hora de elaborar la Ley de Patrimonio Cultural. El consejero ha recordado que quien ahora es el máximo responsable del PSOE a nivel autonómico "perdió la oportunidad de haber actualizado una norma que lleva obsoleta más de dos décadas estando en el Gobierno".


En este sentido, el consejero ha asegurado que las palabras del líder de los socialistas castellano-manchegos "son sorprendentes dado que Page mostró su más absoluta pasividad estando en los gobiernos del PSOE", con lo cual, "él no es la persona más adecuada para darnos lecciones sobre la Ley de Patrimonio Cultural".


"Por si fuera poco ha dejado pasar la oportunidad de hacer las aportaciones que estimara oportunas durante el mes que la normativa ha estado sometida a información pública", ha criticado.

Así, el consejero de Educación ha recordado que en el periodo de información pública abierto se han presentado alegaciones y sugerencias por parte de 21 entidades y personas interesadas en el anteproyecto de ley, como por ejemplo, el Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla-La Mancha, la Real Academia de la Historia, la Asociación Profesional de Arqueología y Patrimonio y Universidades.


Asimismo, de manera relevante -ha destacado Marcial Marín- "hemos recibido aportaciones de las Comisiones de Patrimonio Histórico de las cinco provincias y de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha, que engloba a todas las entidades locales".


Por último, Marcial Marín ha pedido a Emiliano García Page "no crear una guerra porque lo que está en juego es el rico patrimonio cultural de Castilla-La Mancha". En este sentido, ha instado al alcalde de Toledo y al Grupo Parlamentario Socialista "a no desperdiciar la oportunidad que le brinda este Gobierno y a realizar aportaciones a la ley de Patrimonio Cultural en el trámite parlamentario que comienza ahora".