El Congreso benéfico “Vida después de la Vida” ha rendido homenaje al director de la ONG “Mensajeros de la Paz”. El Padre Ángel reconoce "el apoyo y a la solidaridad de los ciudadanos y las instituciones que, como el Gobierno de Cospedal, han hecho posible su presencia en 50 países".

Fecha de publicación:26/10/2014

imagen_flashEl consejero de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, ha asegurado hoy que “para el Ejecutivo de Cospedal, los valores que representa el padre Ángel, fundador y director de la ONG ‘Mensajeros de la Paz’, son los mismos por los que luchamos cada día desde el Gobierno regional”.

El consejero ha estado presente en el Congreso benéfico “Vida después de la Vida”, que ha rendido un merecido homenaje al padre Ángel, en el que le ha hecho entrega de una placa, en nombre de la presidenta María Dolores Cospedal, por la labor que ha realizado, realiza y seguirá realizando al servicio de la región y en beneficio de los castellano-manchegos que más lo necesitan”.
 
A esta placa le seguirá la medalla de oro al mérito en el trabajo que el Gobierno de la Nación le concedió y que le será entregada en próximas fechas, “como reconocimiento al mérito de una conducta socialmente útil y ejemplar en el desempeño que los deberes que impone el ejercicio de cualquier trabajo, profesión o servicio”.
 
Marín ha destacado la trayectoria de Ángel García Rodríguez, conocido como Padre Ángel, quien fundara hace 51 años la Organización No gubernamental “Mensajeros de la Paz”, ligada a la asistencia y protección a los sectores sociales más vulnerables en 50  países.
 
En sus palabras de agradecimiento tras recibir el homenaje de todo el auditorio presente en el Palacio de Congresos de Albacete, el padre Ángel ha reconocido “el apoyo y  la solidaridad de los ciudadanos y las instituciones que, como el Gobierno de Cospedal, han hecho posible su presencia en 50 países”.