El consejero y todo su equipo presentaron las líneas maestras de la actuación del Gobierno en materia educativa, cultural y deportiva.

Desveló que la deuda encontrada en la Consejería es superior a los 7.000 millones y las facturas sin pagar superan los 2.600.

Reiteró que Castilla-La Mancha acaba de abrir el curso ''mejor y más ambicioso'' de la historia educativa de la Región gracias a la ''leal colaboración de todo el profesorado''.

Fecha de publicación:12/09/2011

El consejero de Educacion, Cultura y Deportes, Marcial Marin, durante su comparecencia en comision parlamentaria.  El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín ha desvelado que ''nos hemos encontrado con una auténtica quiebra económica a nuestra llegada, con una deuda pública que asciende a más de 7.000 millones de euros y con unas facturas sin pagar por un valor superior a los 2.600 millones de euros''. Además, aseguró que el gasto disponible en Tesorería era de 36,8 millones de euros.


Marcial Marín ha comparecido hoy en comisión en las Cortes de Castilla-La Mancha para trazar las líneas generales de actuación durante la presente legislatura en los asuntos relacionados con su Consejería.


Marín acudió a la comisión acompañado del viceconsejero de Educación, Tomás García Cuenca, la secretaria general de la Consejería, Laura Tárraga y de los directores generales de Cultura, Deportes, Universidad, Calidad Educativa y Recursos Humanos.


El consejero describió la situación en que dejó al sector educativo el pasado Gobierno de José María Barreda de ''auténtica ruina'' que, según señaló, ''seremos capaces de salvar'' en el desarrollo de la presente legislatura. Para Marín, ''nos hemos encontrado a nuestra llegada los peores indicadores educativos de toda España'' y recordó que ''se cuenta con un presupuesto de 8.000 millones para hacer frente a una deuda de 10.000 millones''.


En este sentido, Marín explicó que ''con el déficit que nos dejó el anterior Gobierno socialista se podrían haber contratado 11.000 profesores más, pagado dos años y medio de financiación de la Universidad, 15 años de gastos de funcionamiento en institutos y centros o 35 años del programa de gratuidad de libros''.


Además, el titular de Educación señaló que se ha adelgazado considerablemente el número de altos cargos y de personal asesor de la propia Consejería en donde ha habido una reducción de cerca del 70 por ciento.


''El mejor y más ambicioso de la historia educativa de Castilla-La Mancha''


Pese a todos estos indicadores, Marín aseguró que se ha logrado dar comienzo al curso escolar esta misma mañana ''con absoluta tranquilidad y normalidad'' y reiteró que el curso que ahora empieza será ''el mejor y el más ambicioso de la historia educativa de Castilla-La Mancha''.


En este sentido, Marín recordó que, pese a todos los inconvenientes, el curso comienza ''con más profesores, más centros, más colegios bilingües y más interinos'', por lo que pidió que se dejasen de enviar mensajes ''alarmistas e injustificados'' desde el grupo de la oposición.


El consejero remarcó los grandes retos que asume como titular de Educación del Gobierno regional tales como una nueva Ley de Calidad en la Educación, un Plan de choque contra el fracaso escolar, una Ley de autoridad del profesor, y una ''verdadera conexión entre empresas y formación profesional'' que se busca con la Ley de Emprendedores, entre otras medidas.


En el terreno de la Cultura, Marín apuntó como próximas metas una restructuración de la Ley de Patrimonio de Castilla-La Mancha, una futura Ley de Museos, una Red de Parques Arqueológicos, la declaración de la Fiesta de los Toros como Bien de Interés Cultural (BIC) o los actos del IV Centenario de la muerte del Greco


En el terreno de los Deportes, Marín aseguró que éste área de su Consejería no será ''un mero añadido, sino que el Gobierno de María Dolores Cospedal desea que se trate de un importante pilar dentro de un modelo educativo de desarrollo integral''.