El consejero cree que ese informe demuestra "lo necesario que se hace tomar medidas urgentes como la futura Ley de Calidad Educativa que ha anunciado la presidenta Cospedal". "Esto demuestra que no podemos admitir lecciones del Partido Socialista sobre la enseñanza", asegura.

Fecha de publicación:16/09/2012
El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín ha asegurado que el informe recientemente publicado por la Unión Europea en el que refleja que Castilla-La Mancha ocupa uno de los últimos lugares en nivel de estudios de la UE, "demuestra y delata qué tipo de herencia hemos recibido del anterior Gobierno y lo necesario que se hace tomar medidas urgentes como la futura Ley de Calidad Educativa que ha anunciado la presidenta Cospedal".

Según Marín, "no podemos admitir lecciones del Partido Socialista sobre la enseñanza, ya que la herencia educativa que hemos recibido ha quedado reflejada en ese informe de la UE que señala que Castilla-La Mancha está entre las diez regiones con menor nivel de estudios entre su población". Según ha explicado el consejero "ese informe detalla que el 65 por ciento de la población sólo tiene estudios básicos por lo que tenemos un largo camino por recorrer".

"Esto, unido a que nuestra región tiene el mayor índice de fracaso escolar de toda la Península, hace concluir que esta es la peor herencia que hemos recibido, además de la herencia económica", ha señalado el consejero.

En este sentido, Marín ha señalado que "por tanto, urge poner en marcha iniciativas de gran calado como la Ley de Calidad Educativa que ha anunciado la presidenta Cospedal, que, además, contiene cinco nuevos planes educativos que será pioneros en la Región: un plan de éxito escolar, de comprensión lectora, de plurilingüismo, de Nuevas Tecnologías y de FP-empresas".