'Esta ciudad nos anima a expresar lo mejor de nosotros mismos para construir entre todos una sociedad más justa, más próspera y más culta'. La muestra recoge veinticinco piezas que realizan un recorrido por siglos.

Fecha de publicación:2/12/2011

El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín, ha apostado hoy por lograr que "Toledo se consolide como una referencia cultural a nivel nacional e internacional", hecho que debe contar "con la colaboración del mundo empresarial y la sociedad civil y con el esfuerzo de todas las administraciones públicas".


Marín ha pronunciado estas palabras en el transcurso de la inauguración de la Exposición Compendio, que ha tenido lugar en el Museo de Santa Cruz. Esta muestra, es parte de los actos de conmemoración de los 25 años de la declaración de Toledo como Ciudad Patrimonio de la Humanidad. "Tradicionalmente Toledo ha sido considerada como la ciudad de la Tres Culturas y en la selección de esta Exposición aparecen piezas que podrían corroborar esta definición. No obstante, debemos tener muy presente que en la actualidad Toledo es la ciudad de la CULTURA con mayúsculas, sin distinciones religiosas e ideológicas", dijo Marín.









El consejero, en la exposición del Museo de Santa Cruz  


La Exposición Compendio recoge una cuidada selección de 25 piezas que realizan un recorrido de casi 25 siglos por la historia de la ciudad. Lo más interesante es que por primera vez, tras 75 años sin ver la luz, se muestra al público la reja del presbiterio de San Juan de la Penitencia. Obra de importante valor. Tras un incendio ocurrido en el convento, estuvo en el entonces taller del maestro rejero Juan Pascual quien invirtió mucho tiempo en ir reintegrando su condición de reja lo que entonces era un montículo de chatarra.


"En esta exposición se complementan perfectamente contenido y continente, pues el Museo de Santa Cruz constituye, sin duda, el lugar más apropiado para desarrollar esta atractiva oferta expositiva, hasta el punto de poder afirmar que el Museo constituye realmente la pieza 26, que acoge en su seno a las otras veinticinco piezas hermanas, que se muestran deseosas de compartir sus mensajes con todos aquellos toledanos y visitantes que quieran introducirse en el devenir de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad, que con su rico legado patrimonial nos anima a expresar lo mejor de nosotros mismos para construir entre todos una sociedad más justa, más próspera y más culta, en definitiva, más toledana", ha señalado Marín