Durante la visita al Colegio Público Santa Brígida de Pozo de Guadalajara. Subraya la labor que desempeñan diariamente los docentes en Castilla-La Mancha, "no sólo formando a los escolares, sino también incentivando a los alumnos y propiciando su permanencia en el sistema educativo"

Fecha de publicación:27/04/2015

imagen_flashEl consejero de Educación, Cultura y Deportes del Ejecutivo regional, Marcial Marín, ha atribuido el descenso interanual de 4,8 puntos en la tasa de abandono educativo prematuro en Castilla-La Mancha, según los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), a la “profesionalidad de los docentes, el alto compromiso de las familias y, por supuesto, al esfuerzo de los alumnos castellano-manchegos”.
 
Así lo ha señalado el consejero durante su visita el Colegio Público “Santa Brígida” de Pozo de Guadalajara, donde ha explicado que la tasa de abandono educativo refleja el porcentaje de población de 18 a 24 años que tiene -como máximo- el título de Educación Secundaria Obligatoria y no continúa con algún tipo de formación académica. Castilla-La Mancha ha reducido este porcentaje en 10 puntos en los últimos cuatro años, pasando del 31,5 en 2011 a 21,5 en la actualidad.
 
A su juicio, esta reducción es un “logro colectivo”, achacable especialmente a la labor que desempeñan diariamente los docentes en Castilla-La Mancha, “no sólo formando a los escolares, sino también incentivando a los alumnos y propiciando, con ello, su permanencia en el sistema educativo”.
 
Marín ha recalcado que “por muchas medidas que se pongan en marcha desde la Administración educativa, si profesores y familias no comparten la responsabilidad de inculcar  y trasladar la importancia de la educación como motor de desarrollo profesional y humano a los alumnos, sería imposible una reducción como ésta”.