En el acto de entrega de los V Premios de Excelencia Educativa de esta localidad ciudadrealeña.

Fecha de publicación:6/10/2014

imagen_flashEl consejero de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, ha asegurado hoy que “una administración comprometida con la excelencia es aquella que sabe apostar por su futuro”. En este sentido, ha puesto como ejemplo a la localidad ciudadrealeña de Campo de Criptana, donde hoy se han celebrado los Premios de Excelencia Educativa, promovidos por el Ayuntamiento de este municipio.
 
Allí, Marín ha ensalzado la labor desarrollada en el Instituto de Enseñanza Secundaria Isabel Perillán y Quirós, cuyo director, José Damián Ruiz Pastor, fue el precursor de la implantación -con carácter experimental- del Bachillerato de Excelencia. Tras el éxito del programa piloto, ha subrayado Marcial Marín, “este curso 2014/2015 lo hemos extendido a un total de 13 institutos más con esa modalidad”.
 
Para el titular de Educación, este centro es “ejemplo de un equipo directivo comprometido con la excelencia, en algo de lo que desde el Gobierno regional nos sentimos orgullosos: la puesta en marcha del Bachillerato de Excelencia, con el objetivo de recuperar la cultura del esfuerzo”.
 
Igualmente importante es, a su juicio, el “hábito de estudio de los alumnos, que no solo se consigue en el centro educativo, sino que en él también contribuye la motivación de las familias, que inculcan una serie de valores a sus hijos. “Las familias de Campo de Criptana pueden presumir de tener unos hijos comprometidos con el futuro, con la excelencia educativa”, ha concluido Marín.