En su visita a las instalaciones del IES “Jorge Manrique”, referente de Formación Profesional en la provincia de Cuenca. Destaca el incremento de matrículas en FP, con las que "futuros profesionales conseguirán una Castilla-La Mancha más moderna y adecuada a las exigencias de una sociedad del siglo XXI". Agradece a los docentes "su enorme entrega, esfuerzo e ilusión" y a las empresas "por generar confianza y contribuir a dignificar esta modalidad educativa".

Fecha de publicación:13/05/2015

imagen_flashEl consejero de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, se ha felicitado por el cambio de percepción de los alumnos hacia la Formación Profesional, una modalidad de enseñanza que, hasta no hace mucho tiempo era vista como el “patito feo” del sistema educativo y que, en la actualidad, es reconocida como “motor de cambio que les acerca a un trabajo estable”.
 
Así lo ha señalado en su visita al Instituto de Educación Secundaria “Jorge Manrique” de Motilla del Palancar, un centro referente de Formación Profesional en la provincia conquense que imparte Ciclos Formativos de Grado Medio en Gestión Administrativa, Instalaciones Eléctricas y Autonómicas y Carrocería y de Grado Superior en Administración y Finanzas, Automoción y Robótica Industrial y Automoción.
 
Una opción educativa con prestigio
Para Marcial Marín, el impulso a la Formación Profesional “dado desde toda la comunidad educativa, además de las familias y las propias empresas castellano-manchegas, ha hecho posible que la Formación Profesional sea una salida de prestigio”.
 
En declaraciones a los medios de comunicación, acompañado por el alcalde de Motilla del Palancar, Jesús Ángel Gómez, y el delegado de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Cuenca, Rogelio Pardo,  el titular de Educación ha manifestado su satisfacción por que cada día sean más los alumnos matriculados en Formación Profesional, “futuros profesionales de esta región que harán de Castilla-La Mancha una región más moderna y adecuada a las exigencias de una sociedad del siglo XXI”.
 
Por último, Marín ha reiterado su agradecimiento a los docentes que colaboran en la formación de los alumnos, por “su enorme entrega, esfuerzo e ilusión”, así como a las empresas en las que han de desarrollar su actividad laboral “por generar confianza y contribuir a mejorar la Formación Profesional”.