Durante una reunión con su homóloga extremeña, Trinidad Nogales. Más de 3.000 jóvenes ya han confirmado su intención de participar en el programa.

Fecha de publicación:5/10/2013

El consejero de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno regional, Marcial Marín, ha mantenido una reunión de trabajo con su homóloga extremeña, Trinidad Nogales, donde han abordado el Plan de Acción para el Empleo Juvenil impulsado por el Gobierno de Castilla-La Mancha, cuyo objetivo es “dar una segunda oportunidad a jóvenes que abandonaron los estudios y, al mismo, tiempo, mejorar su acceso al mercado laboral”.


Se trata de un plan específico de formación, inmerso en el ‘Plan 18-25’, cuyas señas de identidad coinciden con un proyecto desarrollado por el Ejecutivo de Extremadura, con el objetivo de que 2.500 desempleados extremeños con edades comprendidas entre 18 y 25 años -que no tengan graduado en Educación Secundaria Obligatoria- puedan obtener esta titulación.


Al igual que el Plan de Acción para el Empleo Juvenil, los jóvenes que completen la formación y obtengan el titulo de Educación Secundaria Obligatoria recibirán como compensación económica mil euros.


Según ha informado el consejero, de manera provisional, el departamento que dirige ha tramitado 3.248 solicitudes para participar en el Plan de Acción para el Empleo Juvenil, de las cuales 2.917 alumnos son de Enseñanza Secundaria Obligatoria, 165 estudiantes del Curso de preparación de Pruebas Libres para Título de ESO y 166 alumnos de la etapa de Bachillerato.


“Es un balance muy positivo que, sin duda, avala el futuro éxito de nuestro Plan de Acción para el Empleo Juvenil”, ha enfatizado Marín.