El consejero de Educación y el delegado territorial de la ONCE han firmado hoy la renovación del convenio de colaboración educativo. Gracias a esta renovación, 320 estudiantes ciegos de Castilla-La Mancha recibirán este curso una atención educativa individualizada e inclusiva.  Marín asegura que la educación de las personas ciegas es "clave" para que éstas puedan incorporarse al mundo laboral de forma satisfactoria y con todas las garantías.

Fecha de publicación:21/10/2014

Convenio ONCEImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl Gobierno de Castilla-La Mancha y la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) redoblarán sus esfuerzos en la atención de los alumnos castellano-manchegos con ceguera o deficiencia visual grave, para conseguir una “integración educativa plena”. Así se deriva de la renovación del convenio de colaboración educativo suscrito hoy entre el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín, y el delegado territorial de la ONCE en Castilla-La Mancha, Antonio Cebollada.
 
Gracias a esta renovación, durante el presente curso 2014/2015, los 320 estudiantes con discapacidad visual de la comunidad autónoma recibirán una atención educativa especializada, individualizada e integradora, gracias a los profesionales de ambas entidades que componen el Equipo Específico de Atención Educativa. Concretamente. Esta prestación será desarrollada por 24 profesionales que aporta la ONCE entre trabajadores sociales, técnicos de rehabilitación, maestros, psicólogos e instructores de Tiflotecnología y siete maestros, que darán cobertura a los alumnos de las cinco provincias castellano-manchegos.
 
En este sentido, ha destacado la voluntad del Gobierno que preside María Dolores Cospedal de mejorar la calidad de vida de las personas ciegas, donde “juega un papel fundamental la educación, que favorece el desarrollo de las personas ciegas para que puedan incorporarse al mundo social y laboral de forma satisfactoria y con todas las garantías”.
 
Marcial Marín ha explicado que, a través de esta prórroga, “se garantiza que los centros educativos ordinarios donde estén escolarizados alumnos ciegos o con deficiencia visual grave, cuenten con recursos personales y materiales que respondan a sus necesidades educativas.
 
Reivindica el trabajo de 3.000 profesionales al servicio de la atención a la diversidad
Sin embargo, tal y como ha incidido Marín, las actuaciones a favor de la atención de la diversidad educativa son mucho más amplias, como lo demuestra el hecho de que este curso 2014/2015 haya alrededor de 3.000 profesionales destinados a esta materia, entre orientadores, fisioterapeutas, diplomados universitarios en enfermería (DUES), técnicos especialistas en interpretación de lenguaje de signos (TEILS), maestros especialistas en Pedagogía Terapéutica (PT), en Audición y Lenguaje (AL), auxiliares técnicos educativos (ATE), trabajadores sociales y educadores sociales.
 
A ellos, el consejero ha querido agradecer su trabajo, cuyo foco de atención es favorecer la igualdad de oportunidades dando la respuesta educativa más adecuada a los alumnos, buscando siempre la máxima normalización en el proceso de escolarización de cada uno de ellos.
 
El titular de Educación ha reiterado que “en el Gobierno de Castilla-La Mancha somos partidarios de la inclusión de los niños y niñas con discapacidad visual en un ámbito educativo normalizado”, de manera que prevalezca siempre el derecho del alumnado a recibir una atención educativa equitativa y de calidad, y respetando sus necesidades específicas
 
Este modelo inclusivo ha logrado que, al finalizar la Educación Secundaria Obligatoria, la tasa de abandono escolar de estos alumnos sea casi tres veces inferior a la media española, un 9,6 por ciento frente al 23,5 de media nacional, y dos puntos por debajo de la media europea, que se sitúa en el 11,9 por cieno, según el último informe de la agencia comunitaria de estadística EUROSTAT.
 
 
Tecnología al alcance de todos
Tras la firma del convenio, un técnico de ACCEDO (Accesibilidad a Contenidos Educativos de la ONCE) ha realizado una demostración sobre la necesidad de que las tecnologías utilizadas en el aula sean accesibles para los alumnos con discapacidad visual.
 
El grupo ACCEDO fue creado en el seno de la ONCE para investigar en el campo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) aplicadas a la educación de personas con discapacidad visual. Entre sus objetivos se encuentran desarrollar procesos de investigación sobre la aplicación de esas nuevas tecnologías al mundo de la discapacidad visual, formar y asesorar a otros profesionales sobre estas materias o analizar y divulgar las nuevas propuestas educativas, basadas en el entorno de las TIC.