Estas enseñanzas constituyen una excelente preparación para la Universidad y gozan de un amplio reconocimiento entre las principales universidades del mundo. Marín asegura que este tipo de acuerdos "refuerza nuestro modelo educativo basado en el mérito, el esfuerzo y la excelencia".

Fecha de publicación:30/05/2012

La Consejería de Educación, Cultura y Deportes y la Fundación Caja Rural de Castilla-La Mancha han firmado un convenio por el que el Instituto de Educación Secundaria Carlos III de Toledo podrá impartir el Bachillerato Internacional hasta finales del curso 2012-2013. La firma la han rubricado el consejero, Marcial Marín, y el director general de Caja Rural Castilla-La Mancha, Victor Manuel Martín López.


El proyecto de Bachillerato Internacional es un programa completo desde Primaria a Bachillerato, que se imparte en 3340 centros educativos de 114 países, del que en los centros públicos españoles está implantado el denominado Diploma. En este momento se imparte en nuestro país en 22 centros públicos y 34 privados, repartidos por toda la geografía española. En concreto, en Castilla la Mancha se puede estudiar en tres institutos públicos: IES Bachiller Sabuco de Albacete, IES Miguel de Cervantes de Alcázar de San Juan e IES Carlos III de Toledo.


Según ha asegurado el consejero de Educación, Marcial Marín, "la firma de este convenio demuestra que nuestra apuesta por la excelencia y por el esfuerzo y el mérito es definitiva. Creemos en una educación basada en los valores del mérito y el esfuerzo, en un alumnado excelente que aspire a la mejor formación y este tipo de acuerdos nos ayudan en este cometido".


El Programa del Diploma del IB es un programa educativo, riguroso y equilibrado, destinado a jóvenes de 16 a 19 años, se imparte generalmente en un curso de dos años y culmina con exámenes. Constituye una excelente preparación para la universidad y la vida adulta y goza de un amplio reconocimiento entre las principales universidades del mundo.


Los alumnos del Programa del Diploma del IB estudian seis asignaturas de nivel superior o de nivel medio y se garantiza una amplia experiencia en lenguas, ciencias sociales, ciencias experimentales y matemáticas.


Al final del programa, los alumnos realizan exámenes escritos que son corregidos por examinadores externos del IB. Asimismo, realizan tareas de evaluación en el colegio que son evaluadas por los profesores y posteriormente revisadas por moderadores externos, o bien enviadas directamente a examinadores externos.


El diploma se otorga a aquellos alumnos que consigan al menos 24 puntos, siempre y cuando hayan logrado un cierto nivel de desempeño en la totalidad del programa y cumplido los requisitos de creatividad, acción y servicio. La puntuación total más alta que puede otorgarse a un alumno es 45.


El profesorado que imparte el programa debe recibir, de forma periódica, una formación específica para cada asignatura o área, de forma que se van realizando adaptaciones continuas de los procesos de enseñanza-aprendizaje.