Marcial Marín se ha reunido con el General Director de la institución militar para analizar el desarrollo de las enseñanzas y planificar el próximo curso. Los alumnos son suboficiales del Ejército español y se trata de títulos oficiales reconocidos por el Ministerio.

Fecha de publicación:19/03/2012

1 Marín.Academia de Infantería  


Diez profesores seleccionados por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes están impartiendo clases a 129 alumnos de la Academia de Infantería de Toledo sobre dos titulaciones de Formación Profesional, Animación de Actividades Físicas y Deportivas y Asistencia a la Dirección. Los alumnos son suboficiales del Ejército español y se trata de dos titulaciones oficiales reconocidas por el Ministerio de Educación.


Estas enseñanzas, que se desarrollarán hasta el 31 de diciembre de este año, se corresponden al convenio firmado entre la consejería de Educación, Cultura y Deportes, el Ministerio de Educación y el Ministerio de Defensa, para impartir enseñanzas de Formación Profesional de Grado Superior en los centros docentes militares de formación de suboficiales de las Fuerzas Armadas.


Para el seguimiento de este convenio y analizar el desarrollo de las enseñanzas, hoy se han reunido en la Academia de Infantería de Toledo el consejero de Educación, Marcial Marín, y varios integrantes de la Consejería, con Fernando Aznar Ladrón de Guevara, General Director de la Academia y varios integrantes de la misma.


En la reunión también se ha abordado todo lo referente a la Comisión de Seguimiento mixta paritaria entre las instituciones firmantes del acuerdo, para analizar su desarrollo de cara a los próximos cursos. Esta Comisión está compuesta por tres representantes de cada institución firmante con alternancia anual de la Presidencia, iniciada por el Ministerio de Defensa. Entre sus funciones figura proponer para cada ejercicio presupuestario las titulaciones a impartir, el número de profesores y el importe trimestral a abonar por el Ministerio de Defensa.


Respecto a la selección del profesorado para el próximo curso escolar 2012-13, se podrían ofertar estas plazas a funcionarios de carrera, para posteriormente realizar entrevista personal donde se les indicará las peculiaridades de la impartición de estas enseñanzas en la Academia de Infantería. Si no se completase cupo, la oferta se trasladaría a personal docente interino, sin perjuicio de continuar manteniendo su lugar en las listas de especialidades si decidiesen rechazar dichas vacantes.


2 Marín.Academia de Infantería