El consejero de Educación, Cultura y Deportes de la Junta de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, ha destacado en Ciudad Real que ''el consenso, austeridad y la calidad'' son las notas predominantes en un inicio de curso escolar marcado por la reducción presupuestaria de 20 millones de euros en altos cargos políticos de la Consejería que no supondrán una desmejora en el nivel educativo.


Marcial Marín en la reunión mantenida en Ciudad Real

Marín ha señalado, junto al delegado de la Junta en Ciudad Real, Antonio Lucas-Torres, y el coordinador de Educación provincial, Miguel Morales, que para la presidenta Cospedal, los recortes presupuestarios que se están produciendo afectarán lo mínimo a la educación y a la sanidad de Castilla-La Mancha.


El responsable de Educación, Cultura y Deportes ha añadido que la intención del Gobierno es profesionalizar la Junta, valiéndose de los funcionarios para desarrollar varias de las tareas que hasta ahora realizaban cargos políticos y que han supuesto un coste muy elevado. Asimismo, Marín ha señalado que para Cospedal, la enseñanza educativa es algo prioritario, por lo que ya se está trabajando en la nueva Ley de Calidad Educativa.


Marín ha agradecido a los libreros de Ciudad Real el desbloqueo que va a permitir que los padres de alumnos de la región reciban gratuitamente y sin problemas los libros del próximo curso en cualquier papelería de Castilla-La Mancha. Según el consejero, el Gobierno de Cospedal ha pagado los 1,7 millones que el anterior Ejecutivo debía en concepto de material de texto. Asimismo, también había una deuda de 6 millones en transporte escolar, algo que ya se ha solventado.


Ley de Emprendedores


Finalmente, Marín ha señalado que se está trabajando en la adaptación a las aulas de la Ley de Emprendedores, lo que supondrá la creación de módulos teórico-prácticos con los que se pretende fomentar la cultura empresarial y crear nuevas empresas entre los más jóvenes.