Lo ha anunciado Leandro Esteban en rueda de prensa. Han participado en esta muestra 55 centros educativos de nuestra región seleccionados aleatoriamente por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Los resultados del Informe Pisa se darán a conocer en diciembre de 2016.

Fecha de publicación:11/06/2015

Castilla-La Mancha participará por vez primera como comunidad autónoma con muestra propia en el Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), con el objetivo de testar por primera vez datos significativos respecto al grado de adquisición de las competencias evaluadas por parte de los alumnos castellano-manchegos. 
 
Así lo ha anunciado el portavoz del Ejecutivo regional y consejero de Presidencia y Administraciones Públicas, Leandro Esteban, en la rueda de prensa para informar de los asuntos aprobados hoy en Consejo de Gobierno, donde ha subrayado que el estudio principal de PISA se ha desarrollado en el mes de mayo y la primera semana de junio en 55 centros de nuestra región, con 42 estudiantes seleccionados aleatoriamente por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en cada uno de ellos.
 
Tal y como ha explicado Leandro Esteban, el Ministerio, a través del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, articula la participación de España y de las comunidades autónomas interesadas en el estudio PISA de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), siendo en la actualidad “la más ambiciosa evaluación comparativa internacional de los sistemas educativos del mundo”.
 
Por este motivo, el consejero de Presidencia y Administraciones Públicas se ha referido a la “importancia de que nuestro sistema educativo sea evaluado con el fin principal de mejorarlo, y equipararnos de esta manera a países de nuestro entorno donde la calidad educativa es la tónica habitual”.
 
A juicio de Leandro Esteban, la incorporación a PISA será muy “positiva” para nuestro sistema educativo, que ya ha dado muestras significativas de mejora tras lograr durante estos cuatro años de legislatura reducir en más de 10 puntos la tasa de abandono educativo temprano, pasando del 31,5 en 2011 a 21,5 por ciento en la actualidad, según ha confirmado  la última Encuesta de Población Activa (EPA).