El alumnado antiguo o de nuevo ingreso asignado en la adjudicación definitiva, que no formalice su matrícula en los plazos establecidos, perderá el derecho a la plaza asignada y será excluido totalmente del proceso de admisión.